Con la llegada del Otoño, vamos a ir dejando atrás esos días de calor,  que irán dando paso poco a poco a días de frío, cambiaremos nuestra ropa de armario, incorporando las nuevas prendas de invierno y sustituiremos el aire acondicionado por la calefacción, pero ¿cómo podemos ahorrar en calefacción? ¿Hay algún truco para reducir su consumo? A continuación os dejamos unos consejos para que podáis ponerlos en práctica.

Consejos para ahorrar en calefacción este invierno

Mantener la temperatura

Para poder ahorrar en calefacción en invierno deberemos de mantener nuestra temperatura, es habitual que cuando llegamos a casa con el frío de la calle tendamos a poner la calefacción muy alta para entrar en calor, esto es un error, dado que una subida elevada de la temperatura consume más energía. Lo mejor para estos casos es configurar la temperatura entre 21-22 grados, suficiente para mantener el hogar en una temperatura buena y estable.

Apagar la calefacción cuando no estemos en casa

Muchas veces tenemos la mala costumbre de dejar la calefacción encendida mientras salimos hacer cualquier recado o gestión, pensamos que vamos a estar poco tiempo fuera de casa y que si la dejamos encendida al volver estaremos más calentitos. Esto es una mala praxis, lo recomendable es apagar la calefacción un ratito antes de salir de casa, el hogar se mantiene en la temperatura y al volver podemos volver a encenderlo, de esta manera conseguiremos un ahorro de energía. También será importante que únicamente tengamos la calefacción encendida en aquellas zonas de la casa dónde estamos.

Utilización de alfombras en el Hogar

Una de las medidas que nos ayudará a combatir el frío del invierno será utilizar alfombras en nuestro hogar. Las alfombras ayudan a mantener el calor en el ambiente reduciendo su pérdida a través del suelo. Con esto podremos combatir la necesidad de subir grados a la calefacción y así poder reducir el gasto de energía.

Secar la ropa en los radiadores

Esto es algo muy común en los meses de invierno, sobre todo en aquellos días lluviosos en los que la ropa tarda más en secarse. Secar la ropa en los radiadores no es recomendable porque lo único que estaremos consiguiendo será aumentar el consumo de luz.

Aislamiento de las paredes

Prácticamente todo el calor que se pierde en la casa es por el suelo y por las paredes, contra el suelo ya hemos comentado anteriormente la recomendación de utilizar alfombras, en cuento a las paredes es sencillo, deberemos de aprovechar durante el día la luz solar, mientras que por la noche deberemos de cerrar todas las ventanas y persianas para evitar que se escape el calor.

Utilizar un termostato

Con la incorporación de un termostato podremos mantener la temperatura de una forma óptima y esto nos permitirá reducir el coste.

Quizá te interese:


¿Quieres ahorrar este invierno en Calefacción? Ponte en contacto con nosotros y te ayudamos hacerlo posible.